Son muchos los clientes que nos preguntan las diferencias que existen entre una fosa séptica básica y una fosa séptica con filtro biológico.

En este post intentaremos aclararos todas las dudas sobre estos equipamientos.

Ambos productos son equipos estancos de depuración utilizados para el tratamiento primario de las aguas residuales asimilables domésticas.

 

Fosa séptica básica fabricada en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

fosa séptica básica

Este equipo está diseñado con dos compartimentos que realizan el proceso anaeróbico consiguiendo metabolizar la materia orgánica gasificando, hidrolizando y mineralizándola.
Dentro de la fosa séptica se producen dos fenómenos, uno físico, dado por la decantación que origina la separación del liquido de las materias que éste lleva consigo; y otro biológico, produciéndose una fermentación natural.

 

Fosa séptica con filtro biológico fabricada en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

 

fosa séptica con filtro biologico

Este equipo no es más que una fosa séptica básica combinada con un filtro biológico, que mejora considerablemente el rendimiento de depuración de la fosa, tomando como base el tratamiento biológico de los fangos en suspensión que forman parte de las aguas residuales.

Como paso previo al tratamiento, las aguas se deben hacen pasar a través de una arqueta de desbaste que dispone de una rejilla separadora cuya función es limitar el paso de sólidos con un tamaño superior a 25 mm.

De la arqueta de desbaste las aguas pasan a la primera cámara del compacto o cámara sedimentadora-digestora y de aquí a una segunda cámara o cámara clarificadora.

Con el fin de activar y potenciar el tratamiento, en la cámara del filtro biológico, se procede a la “oxidación aeróbica” de los fangos mediante la laminación de las aguas a través de unos elementos de plástico que facilitan el contacto de la materia orgánica con el oxígeno del aire.